El Pesebre para Navidad

Un Pesebre debe armarse normalmente desde el 8 de Diciembre, día de la Virgen en la mayoría de los países. El Pesebre para Navidad es de máximo significado para todo Hogar cristiano.

Lo primero que debemos hacer es elegir el lugar para armar el pesebre. Todos los miembros de la familia deben participar de la construcción y aportar todas las ideas que puedan para que quede espectacular.

Eligiendo superficies desniveladas, o recreándolas con cajitas de cartón se puede hacer el Pesebre para Navidad, papeles en tonalidades verdes o acafetadas irán envolviéndolo, luego el musgo tan conocido, para dar efecto de naturaleza, se pueden poner encima ciertas ramillas de nuestros árboles del jardín para crear un efecto muy especial, para los lagos o cascadas papel celofán o espejillos. No debemos olvidar añadirle la Estrella de Belén y las luces navideñas entretejidas por el musgo.

Las piezas que representan los bellos personajes Bíblicos deben agregarse de manera que puedan ser distinguidos de primer plano, únicamente el niño Jesús sobre el Pesebre para Navidad debe colocarse después de la Noche Buena. Los Reyes magos en sus camellos serán colocados el 6 de Enero, día de los Reyes.

Cada año se pueden ir recreando o añadiendo más personajes, ejemplo: Pastorcillos, pozos, casitas aledañas, caminitos, ovejitas, gallitos, Ángeles, arbolitos rodeando la Casita donde se ubica el establo, más burritos cargados de personajes camino a ver al Niño recién Nacido. La importancia del Pesebre para Navidad radica en que la familia entera participe en añadir un detalle, que cada miembro de la Familia participe con amor en su elaboración. Un Nacimiento pequeño no necesita de mucho dinero, los pequeños de la casa son los que más adelante recordarán esos momentos inolvidables por la magia de la Navidad.

¿Te gustó el contenido? entonces es momento de un ;)




Términos relacionados:


Etiquetas: , , , ,