Postales Navideñas

La Navidad 2009 es una estupenda excusa para unir y afirmar lazos afectivos, especialmente entre los parientes lejanos. Enviar Postales Navideñas es una buena manera de expresar nuestros afectos a los abuelitos, hermanos, tíos o primos que aunque viven distantes, siempre nos tienen presente.

Elaborar una postal navideña con la ayudad de la tecnología es una forma rápida de acceder a este beneficio, sin embargo, continúan siendo las fotos en el tradicional papel fotográfico lo más añorado. Parece ser que la tradición le gana el terreno a la explosión tecnológica, son dos los aspectos a destacar… primero que el hacerlo necesita más tiempo y dedicación, y el segundo aspecto es que el papel foto puede despegarse de la postal o tarjeta y colocarse en el tradicional y querido álbum de fotos de la familia.

Casi siempre nos encontramos ciertos obstáculos a la hora de elaborar una postal, nos detenemos por pensar que tal vez no les interese recibir algo tan sencillo, o que el enviar significa ir hasta la agencia donde nos aguarda una cola enorme y por estas fechas no hay tiempo disponible…

Pero realmente si usamos la lógica, toda persona de nuestra familia por extraña o exótica que sea, se enternecerá con una muestra de cariño tan personal como ésta. Las postales o tarjetas suelen decir mucho más que las palabras… son una evidencia silenciosa de que a pesar de la distancia nos encontramos presentes… No es necesario que nos devuelvan otra postal parecida, tendremos la satisfacción de saber que el espíritu navideño está vigente y que sobre todo… al obsequiar amor estamos sembrando amor.

Postales de Navidad

Para elaborar postales navideñas podemos usar desde papel foto con la o las fotos que más nos gusten, hasta usar colores y materiales sencillos de manualidades. Dibujando corazones con pulso tembloroso, escribiendo con letra no tan bonita, aunque te parezca imposible… las postales navideñas más lindas son hechas a mano, de forma “personal”, es decir “No” imitando una postal modelo, sino usando nuestra imaginación y especialmente nuestro “tiempo” e imaginación.

Una buena idea a la hora de confeccionarlas es combinar tempera, papel pergamino o cartulina porosa de cualquier color y escarcha. Montarle fotos recortadas de algunas etapas de nuestra vida creando un collage. Luego ubicar en la parte más visible, lo mucho que extrañamos o queremos al receptor, y un mensaje corto pero escrito manualmente, en el que expresemos nuestro deseo de estar más unidos en el año que empieza. Como vemos es muy fácil hacer postales navideñas, y si nos proponemos podemos hacer una docena en un día, justo a tiempo para enviarle a ese abuelito o tío que hemos relegado todo el año.

¿Te gustó el contenido? ;)



Términos relacionados:

Escrito por admin, el 10 diciembre 2009.