Carta de Navidad

La tradición de escribir una Carta de Navidad continúa presente en muchos de los hogares. La Navidad 2010 trae una reseña corta del significado de elaborar la Carta de Navidad.

Por lo general todos guardamos nuestros sueños y proyectos en la agenda personal, durante los 365 días del año, vamos desarrollando actividades laborales, educativas y concernientes a nuestra familia… verdad?

Si en la Navidad se celebra el nacimiento de Jesús, recordemos que Jesús vino para llenar al mundo de salvación. La tradición de escribir la Carta de Navidad empezó gracias a que los niños redactaban sus peticiones de juguetes, en ciertos pueblos de Europa los padres les enseñaron a sus hijos sobre que si se portaban bien recibirían un lindo juguete, entonces durante todo el año ellos pasaban redactando borradores para su Carta de Navidad. Luego en la tarde de la víspera de Navidad los niños hacían la Carta de Navidad final para ponerla en un calcetín o dobladitas en un zapato. Lógicamente algo aparecía como regalo en algún lugar del cuarto… (La felicidad de los niños era fabulosa), a la mañana siguiente salían con su juguete nuevo y compartían en los patios de sus casas la alegría de jugar entre todos.

Lo maravilloso de esto es que con el pasar de los años, el cristianismo fue promoviendo, más que escribir peticiones de obsequios, escribir una Carta de Navidad que contenga un anhelo un noble deseo con todo el corazón. La Carta de Navidad es una forma maravillosa de proponernos dar más que recibir, ya que en ella debe hacerse una enmienda; realizar votos de ser mejores, padres, mejores hijos, modificar actitudes nocivas que hayan dañado a alguien o algunos en cierta medida.

Podemos empezar por inculcar en los más pequeños de la casa esta bonita tradición de escribir una Carta de Navidad, expresando el genuino interés por hacer del mundo un lugar más bueno, usando menos plásticos y reciclando lo que más podamos por ejemplo, otra costumbre que tienen algunos grupos carismáticos es la de obsequiar pequeñas canastitas con comida para las familias necesitadas, llevar entre el 20 y el 25 de Diciembre estos obsequios y estrechar con amor esa familia.

Reunámonos con nuestra Familia y despertemos esta tradición tan bonita, no sólo alegraremos a otros con una bonita sorpresa sino que motivaremos en los más pequeños el verdadero sentido de la Navidad… Dar es mejor que recibir!, y no olvidemos la Carta de Navidad.

¿Te gustó el contenido? entonces es momento de un ;)




Términos relacionados:


Etiquetas: , , , ,