Arbol de Navidad

Definitivamente el Arbol de Navidad, es un elemento fundamental en todo hogar con espíritu navideño, especialmente si se quiere transmitir la euforia de las fiestas.

Clásico árbol de Navidad

La clave es decidir la temática que llevará, es decir no podemos convertir nuestro árbol en un perchero, debemos manejar con cuidado las cosas que usaremos para su ornamentación tanto en adornos como iluminación.

Si la casa refleja un ambiente hogareño y cálido, nada mejor que usar materiales rústicos, como tejidos, lazos en paño, gamuza, infinidad de adornitos elaborados en madera o plásticos, pequeñas bolsitas rellenadas en algodón y rematadas en lacitos bordados o con tiras bordadas, se le pueden coser motivos navideños en tela, este tipo de adorno queda espectacular ya que te permite hacerlos y tener adornos únicos.

Si por otro lado la casa tiene varias salas el árbol central ha de manejar 2 y hasta tres tonos como máximo. Las burbujas deben ser proporcionales al árbol, las más grandes desde su base y así van disminuyendo en tamaño. Se utilizan tafetán, podesuá, organzas, tela espejo, etc., pero los motivos deben conjugar entre sí.

Si tenés espacio en casa, también queda bien poner un árbol en las habitaciones pequeñas. Elegí un árbol pequeño para la cocina baño o dormitorio y un tema que combine con la decoración de la habitación. Un árbolito de Navidad en la cocina podría, por ejemplo, ser adornado con utensilios de cocina atados a las ramas con rafia o cintos rojos.

Para el Arbol de Navidad lo primero debe ser la iluminación, empezá desde el pie del árbol y toma en cuenta la estatura del árbol. Un Árbol debe llevar la iluminación suficiente al grado que permita apreciar todos los adornos, lo mejor para no abusar de las luces es intercalar el alumbrado sobre elementos que reflejen la luz, las guirnaldas de celofán aunque dejaron de usarse, toman la batuta pero en diferentes formas.

Las guirnaldas finas de abalorios quedan mejor en semicírculos de rama a rama; las de papel grueso, lazo o papel platino quedan mejor envueltas con cierta separación alrededor del árbol en su totalidad para evitar que el Arbol de Navidad quede excesivamente recargado. No se debe abusar de los accesorios en ninguno de los casos.

Para decorar el Arbol de Navidad empieza por los más importantes según hayas elegido el estilo, y e poniendo los más pequeños o sencillos de forma expansiva, los adornos más lindos deben ir de forma que se distribuyan apropiadamente respetando el equilibrio del árbol.

Al final en la punta del árbol se destaca la estrella de Belén o laguen elemento muy simbólico que se destaque por su luz y tamaño. Las bases del árbol no deben descuidarse, los tapetes que se usen deben ser a tono de la decoración pero no debe ser el centro de las miradas. Esperamos que tu Arbol de Navidad a la Moda sea el que más te guste de todos los que has visto y… Manos a la obra!.

¿Te gustó el contenido? ;)

Escrito por admin, el 21 octubre 2009.